Reflexología Podal – El estímulo, equilibra.

La técnica de la Reflexología Podal se utiliza en Oriente desde hace miles de años como un modo completamente natural de diagnosis y tratamiento para prevenir enfermedades y buscar equilibrar las patologías ya manifestadas.

(Por Mariela Mugnani – Reflexologa Podal)

Así, el tratamiento de enfermedades mediante masaje pertenece a un método antiguo empleado para ayudar a la recuperación de la salud de forma natural.

La enfermedad es un desequilibrio en los sistemas del organismo, y la Reflexología apunta a armonizar dicho funcionamiento; brindando una mejor canalización de la energía en dicho sentido como así también en los aspectos emocionales y mentales, es decir tratando a la persona como una integridad.

Los buenos resultados obtenidos con la Reflexología Podal en la recuperación de la salud, hacen que cada vez sean más los profesionales de las terapias naturales como Naturópatas, Osteópatas, Fisioterapeutas, los que adoptan esta técnica como parte habitual en sus terapias.

Puede influir positivamente en los desórdenes de los órganos y funciones corporales y sobre todo en la ayuda a la prevención de enfermedades; aunque es de aclarar que  esta terapia es COMPLEMENTARIA de otras. Ayuda a estimular las defensas del organismo.

Básicamente se trata de manipular mediante masaje, los pies y las piernas; pero las manipulaciones que se efectúan en los pies no han de confundirse con un “masaje de pies” ya que sus estímulos actúan sobre todo el organismo, ayudando a mejorar sus funciones.

Todos los órganos tienen su zona refleja correspondiente en los pies, pudiéndose localizar ya sea en la zona plantar, dorsal o lateral de los mismos.

Para la Reflexología, los pies se dividen en varias zonas que están conectadas (por medio del sistema nervioso) con otros puntos de nuestro cuerpo y la razón por la que se alivian nuestros malestares con un simple masaje se debe a que en estos puntos se representan todos los órganos del cuerpo que al ser estimulados manualmente pueden calmar el dolor, facilitar la eliminación de toxinas, prevenir ciertas enfermedades y disturbios de la salud.

La Reflexología es también una efectiva técnica anti stress, que otorga al paciente, relajación, sensación de bienestar, placer y lo ayuda a lograr una mejor calidad de vida.

Se dice que son reflejas, las zonas del pie que se manipulan con el masaje, porque existe una conexión entre las terminaciones nerviosas que allí se encuentran, con los órganos internos, los músculos y la piel. De esta manera se influye a nivel reflejo, desde el exterior, sobre las enfermedades o desequilibrios orgánicos.

Como otras terapias complementarias, reconoce el organismo como una unidad reconociendo dimensiones emocionales, mentales y físicas. Así entiende el papel de la terapia o del tratamiento como un estímulo del propio proceso de curación.

Porque  considera al individuo en su totalidad como:

Potente en su capacidad de curarse.

Responsable de su vida y de su salud.

Libre de su capacidad de elegir.

Concretamente, el masaje reflexológico consiste en observar el estado de los pies (callosidades, deformaciones, etc.) realizando un masaje relajante para aliviar tensiones, y luego se trabajan los puntos reflejos: vista, oído, columna vertebral, órganos y sistemas.

Para el tratamiento se utiliza como regla general el nudillo pulgar y la presión que se ejerce es paulatina y depende del grado de tolerancia del paciente.

Incluye un masaje circulatorio de las piernas que activará la circulación linfática, especialmente la subcutánea mejorando la eliminación de líquido.

La sesión dura aproximadamente media hora a cuarenta minutos.  La regularidad del masaje, es lo que marca el resultado de mejoría en la calidad de vida del paciente.

Para lograr un tratamiento básico son necesarias ocho sesiones, una vez por semana.

El masaje activa fundamentalmente, el metabolismo de todo el cuerpo. Por tanto hay diversos tipos de reacciones en los pacientes: algunas personas se vuelven más tranquilas y más relajadas, duermen mejor y su capacidad de rendimiento psíquico y físico va aumentando ostensiblemente.

Problemas como artritis, artrosis, dolores de cabeza de diversos orígenes, trastornos de sueño, stress, desórdenes hormonales, digestivos, entre otros, se tratan con esta técnica. Traumas, malas posturas se pueden mejorar restaurando la transmisión regular del impulso nervioso.

En Japón la Reflexología actualmente es un sistema terapéutico reconocido por el Ministerio de Salud. Aquí en Europa también sucede lo mismo en Suiza.

Si estas interesado en recibir tratamiento llamanos al 91 504 44 11 o escribenos por Facebook

 

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com