Biofeedback

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El Biofeedback, o biorretroalimentación, es una herramienta muy útil para el tratamiento de diversas patologías del suelo pélvico, neurológicas o de disfunción muscular. Si nos centramos en el más utilizado, para el suelo pélvico, mediante la monitorización de la actividad muscular, ayuda a los pacientes a reeducar la musculatura pélvica y a tomar mayor conciencia de ella para mejorar su función, prevenir o actuar en incontinencias y disminuir algunos tipos de dolor.

Con el Biofeedback, la persona aprende a controlar y/o fortalecer la musculatura pélvica mediante la colocación de electrodos. Estos pueden ser de dos tipos: superficiales (para la musculatura perineal) o intracavitarios (para problemas de suelo pélvico anterior o del suelo pélvico posterior). Estos electrodos recogen la actividad eléctrica de la musculatura para que el paciente pueda visualizar el nivel de contracción que está realizando para controlar y modificar la activación de forma voluntaria.

Las ventajas de esta herramienta son:

  • Facilita el aprendizaje y el entrenamiento, ya que ayuda a reconocer los músculos del suelo pélvico y a aislarlos para su correcta contracción y posterior ejercicio.
  • Permite a los fisioterapeutas objetivar tanto la evaluación, como la progresión y los resultados finales de las sesiones.
  • Crea una fuerte adhesión al tratamiento porque visualizar los resultados crea una motivación adicional.
  • Ayuda la personalización del tratamiento y el entrenamiento, ya que se podrá hacer una reevaluación en cada fase del tratamiento.

La biorretroalimentación está indicada para la mayoría de las disfunciones del suelo pélvico:

  • Hipotonía (incontinencia urinaria o fecal, prolapsos) En estos casos es necesario fortalecer el tono para ayudar a la activación.
  • Hipertonía (vaginismo, dispareunia, dolor pélvico crónico, prostatitis crónica) En estos casos es necesario relajar la musculatura y tener mayor conciencia corporal..
  • Embarazo: Preparto, preparación para los pujos y postparto. Puede usarse durante el embarazo sin riesgo.
  • Problemas de micción: enuresis infantil, micción disfuncional.