Neuromodulación del tibial posterior

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La neuromodulación del tibial posterior es una técnica usada en fisioterapia para el tratamiento de trastornos del suelo pélvico e intestinales:

  • Vejiga hiperactiva
  • Retención urinaria no obstructiva
  • Síndrome doloroso vesical
  • Incontinencia fecal
  • Constipación (estreñimiento) crónica
  • Dolor pélvico crónico
  • Dispareunia

Estos problemas de salud tienen una alta prevalencia e incapacitan a quien lo padece, modificando su calidad de vida. Sin embargo, la neuromodulación ha demostrado ser una alternativa de tratamiento eficaz en el manejo de estas disfunciones. Esta técnica se basa en estimular y neuromodular, con dos electrodos colocados en el tobillo, el nervio tibial posterior. Este nervio nace en las raíces sacras S2 a S4 al igual que los nervios que controlan la musculatura pélvica, vejiga y ano, por lo que se realiza una estimulación de forma retrógrada de estos. El tratamiento es totalmente indoloro, sin contraindicaciones y se suele aplicar entre 20 y 30 minutos.

Otra técnica que resulta ser efectiva para diversas disfunciones pélvicas es la neuromodulación central mediante implantes de electroestimulación de raíces sacras pero necesita un dispositivo especial y una intervención quirúrgica con precios elevados, mientras que la opción de la neuromodulación del tibial posterior resulta   más atractiva, con menor costo y muy pocas complicaciones locales.