Test rápido de antígenos

OFERTA TEST RÁPIDO ANTIGENOS + ANTICUERPOS

50 €
  •  

TEST RÁPIDO ANTÍGENOS

50
30 €
  • Sensibilidad: 93,2 %
  • Especificidad: 98 %

La especificidad es la probabilidad de que la prueba de negativa en personas sanas La sensibilidad es la capacidad de la prueba de detectar la enfermedad en sujetos enfermos.

Para realizarte el test rápido de antígenos tienes que solicitar cita previa llamando al 915.044.411 o nos puedes mandar un email a: citastestcovid@clinicarozalen.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

TEST RÁPIDO de Antígenos COVID-19. ¿En qué consiste?

El nuevo test rápido de antígenos lo que detecta es la presencia del virus (el antígeno).

Se detectan las proteínas del COVID-19 desde dos días antes de la aparición de síntomas, lógicamente en caso de estar infectado.

La prueba se hace por vía nasofaríngea (al igual que las PCR) introduciendo un hisopo (bastoncillo) por las fosas nasales. El resto de la operatividad se asemeja un poco a la prueba del embarazo. Son pequeños dispositivos rectangulares con unas gotas que sirven de reactivo: tras tomar la muestra con el hisopo, también llamado torunda y aplicarla al líquido en el dispositivo, y se esperan unos 15 minutos; lo que se busca es unas proteínas específicas (los antígenos) que están presentes en la superficie del virus.
El coste es inferior al de la PCR, aunque también es ligeramente menos fiable, sobre todo si la carga vírica es menor pero pueden acelerar el diagnóstico en casos con síntomas. Esto aún está por determinar.

Los test de antígenos tienen la virtud de que son rápidos (dan resultados en menos de 30 minutos), baratos (cuestan alrededor de cinco euros fabricarlos) y más sencillos que las PCR (no requieren reactivos ni personal tan especializado). Pero tienen la limitación de que son menos sensibles, por lo que hay casos que dan positivo en una PCR y negativo en un test de antígenos: son los llamados falsos negativos.

Buenas prestaciones

La prueba ofrece buen resultado en los primeros días después del inicio de síntomas. Estas diferencias entre PCR y tests de antígenos se explican por cómo funcionan ambas técnicas. En la PCR se detecta material genético del virus. Para ello, se multiplica su ARN miles o millones de veces, lo que permite detectarlo aunque haya una cantidad muy pequeña de virus en la muestra. La PCR puede encontrar así huellas del virus durante semanas después del contagio, incluso cuando la persona ya no puede contagiar a otros.
Existen diferentes fabricantes, en Clínica Rozalén trabajamos con la marca RapiGEN  y también tenemos  el de Abbot (usado en la Seguridad Social).