¿CÓMO AYUDA LA FISIOTERAPIA EN PACIENTES CON CORONAVIRUS?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Si tuviéramos que elegir el tema de “moda” en el último año, desde luego que hablaríamos de la pandemia que estamos viviendo por el coronavirus. Pero, ¿qué es un coronavirus? ¿Qué es la COVID-19? ¿Qué síntomas tiene este virus? Y lo más importante para nosotros, ¿cómo ayuda la fisioterapia con las secuelas?

¿Qué es un coronavirus?

            Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En las personas, se sabe que varios coronavirus pueden causar infecciones respiratorias que pueden cursar desde un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto este nuevo virus como la enfermedad que provoca eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.   

¿Qué síntomas tiene este virus?

            Los síntomas más habituales son fiebre, tos seca y cansancio. Otros menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son dolores o molestias musculares, congestión nasal, dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea, pérdida de gusto y/o de olfato y erupciones cutáneas o cambios de color en manos y pies. Estos síntomas suelen ser leves, comienzan gradualmente y no tienen por qué presentarse todos.

Muchas de los pacientes que cursan esta enfermedad se recuperan sin necesidad de tratamiento hospitalario pero 1 de cada 5 personas que lo contraen presentan un cuadro grave y tienen dificultades para respirar. Las personas mayores y aquellas que tienen patología crónica asociada como hipertensión arterial, problemas cardiacos o respiratorios, diabetes o cáncer tienen más probabilidad de presentar cuadros graves, no obstante, cualquier persona, con patología asociada o no, puede caer enferma.

¿Cómo ayuda la fisioterapia a los pacientes que sufren o han sufrido coronavirus?

            Los fisioterapeutas desempeñan un papel muy importante en los pacientes que han padecido COVID, estos pacientes necesitan rehabilitación y fisioterapia para poder recuperarse de la enfermedad.

Las secuelas de dicha enfermedad pueden ser múltiples, entre ellas encontramos: deterioro de la función pulmonar, debilidad muscular, rigidez, fatiga, limitaciones de movilidad o dificultad para deglutir.

La participación de los fisioterapeutas en los tratamientos aumenta o disminuye dependiendo del grado de afectación de la enfermedad a los pacientes, en cualquiera de los casos los fisioterapeutas son los responsables de devolver la funcionalidad a los pacientes.

Podemos dividir las consecuencias de la enfermedad en dos grupos, aunque ambos van de la mano:

                        -Respiratorio: los pacientes aprenden a hacer que su respiración sea más consciente, lo que les ayuda a controlar la angustia en momentos de dificultad respiratoria y mejoran así, la capacidad respiratoria mejorando el intercambio de oxígeno de todos los tejidos del cuerpo.

                        -Aparato locomotor: en este aspecto el objetivo de la fisioterapia es combatir la falta de movimiento, evitando así la atrofia muscular, la limitación de la movilidad articular y previene la aparición de úlceras por decúbito o afectaciones vasculares.    

Rehabilitación en el contexto del COVID-19

            Recuperarse de una enfermedad grave lleva tiempo y la fisioterapia ayuda a ello mediante la movilización temprana y el inicio de la actividad del paciente. Está indicado la aplicación de ejercicios simples, el retorno a la actividad cotidiana, la recuperación pulmonar y el manejo de la disnea y la fatiga. Es importante encontrar un equilibrio entre actividad y reposo.

Debemos elaborar en función de las necesidades de cada paciente un plan de ejercicio terapéutico con ejercicios cortos y regulares, que ayuden a mejorar su estado físico en general cumpliendo determinados objetivos como: disminución de la disnea, incremento de la fuerza muscular, mejora del equilibrio y la coordinación. Ayudando todo ello a reducir el estrés, mejorar el humor del paciente y aumentar la confianza en sí mismo.

Equipo multidisciplinar

            Es importante, para la pronta recuperación de los pacientes, abordar los casos dentro de un equipo formado por varios profesionales de la salud para que cada uno pueda darle el apoyo y las herramientas que necesita para superar las secuelas que dejan una enfermedad como el coronavirus. Algunos ejemplos de sanitarios que podrían trabajar en sintonía son: médico internista, neumólogo, psicólogo, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional…

En Clínica Rozalén disponemos de un servicio post-Covid, ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

Autora: María Corral – Fisoterapeuta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.