FASCITIS PLANTAR: Qué es y Cómo aliviarla

¿Qué es la fascitis plantar y por qué se produce?

La fascia plantar es una estructura fibrosa y plana que conecta la base de los dedos de los pies con el talón.
La patología más común en esta estructura es la fascitis plantar, que consiste en la inflamación del tejido por excesivo estiramiento o sobrecarga. Habitualmente se nota dolor y rigidez cerca de su inserción en el talón, pudiendo extenderse por la planta del pie con sensación de ardor.
Puede comenzar tras una actividad intensa de manera repentina, o, lenta y progresivamente.
Hay situaciones que favorecen la aparición de la fascitis plantar como:

 

  • Alteraciones del arco plantar: un arco demasiado pronunciado hace la estructura más susceptible a la sobrecarga y un pie plano irrita la fascia por sobre-estiramiento.
  • Tendinopatía aquílea: un tendón de Aquiles engrosado puede dar lugar a sobrecarga de la fascia plantar ya que comparten inserción en el talón.
  • Uso de zapato plano y/o superficies blandas: los zapatos con suela completamente lisa favorecen el sobre-estiramiento de la fascia plantar, si además, son blandas provocan inestabilidad en la pisada y dan lugar a sobrecarga.

Es muy común la aparición de esta patología con los cambios de estación. En las estaciones frías acostumbramos a llevar zapato con altura en la zona del talón y el pie sujeto. Cuando comienza el buen tiempo utilizamos suelas más finas, zapato plano e incluso chanclas que no sujetan el pie y requieren mayor actividad de la fascia plantar durante la marcha.

  • Sobrepeso: si el peso que la estructura es capaz de soportar se incrementa ésta es más susceptible de irritarse.
  • Carreras de larga distancia o actividad física con impacto: el exceso de solicitación de la fascia plantar durante la carrera de largo recorrido (especialmente con cambios de inclinación del terreno y superficies duras) o actividades con impacto (saltos repetidos)

Si se hace carrera habitualmente es importante utilizar zapato apropiado, déjese aconsejar en tiendas especializadas según sus hábitos de carrera. Del mismo modo, las actividades con mucho impacto pueden reducir las repercusiones en el talón con zapato de cámara de aire.
El dolor se puede localizar en la zona del calcáneo (base del talón) o en la zona de los metatarsos (base de los dedos). La intensidad se puede agravar con:

  • Los primeros pasos de la mañana
  • Retomar la actividad tras un periodo largo de reposo
  • Tras una actividad intensa (práctica de deportes carrera y/o salto)
  • Subir escaleras o caminar largos trayectos.

¿Cómo podemos aliviar el dolor producido por fascitis plantar?

La fisioterapia permite un abordaje directo y efectivo mediante terapia manual. La relajación de la fascia y la musculatura próxima implicada de la biomecánica del pie, reduce la sensación de dolor. Estos tratamientos combinados con ejercicio y estiramientos pautados por el fisioterapeuta suelen resolver la patología.


En los casos más agudos que no mejoran la sintomatología con tratamientos de fisioterapia, ejercicios y analgésicos orales, pueden optar por tratamientos más agresivos como las ondas de choque focales o infiltraciones locales de corticoides.
En este artículo proponemos una serie de pautas para aliviar el dolor y recuperar la zona. Mantener las estructuras implicadas en la patología con fuerza y elasticidad impedirá la recaída.

 

1. Automasaje

Congele una botella de agua pequeña y ruédela bajo la planta pie durante 5 minutos.
Hágase con una pelota de pinchos o de golf y ruédela bajo la planta del pie durante 5 minutos.

2. Movilización / Fortalecimiento


Colóquese de pie frente a una pared, con los pies a un palmo de distancia y las plantas completamente apoyadas.
1. Gemelos
Póngase de puntillas y regrese a la posición inicial. Si es posible realizar en un escalón aumentando el rango de movimiento. Repita el movimiento 10 veces.

2. Interóseos y flexores plantares
Coloque una toalla extendida y agárrela con los dedos del pie durante 5 segundos. Relaje y repita durante 1 minuto.

3. Flexor del dedo gordo
Empuje el suelo con dedo gordo durante 5 segundos y relaje. Repita el empuje 10 veces.

4.  Interóseos
Intente separar los dedos de los pies, mantenga 5 segundos y relaje. Repita 10 veces.

3. Estiramiento

  1. Gemelos

Coloque el gemelo a estirar atrás con la planta del pie completamente apoyada y la rodilla completamente estirada. La pierna de delante se flexiona hasta notar tensión en la pierna posterior. Mantenga la posición en el punto de tensión 20 segundos. 

 

 

 

 

2. Sóleo (músculo junto al gemelo)
Coloque el sóleo a estirar atrás con la planta del pie completamente apoyada y la rodilla flexionada. La pierna de delante se flexiona hasta notar tensión en la pierna posterior. Mantenga la posición en el punto de tensión 20 segundos.

Autora: Ester Cáceres Romero

No hay comentarios.

Leave a Reply

Mensaje

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com